Camino al mar, 2017 es un proyecto de inmersión a un espacio histórico de Venezuela, creado para ser realizado bajo un modelo de residencia en la Macolla Brote Creativa. Un espacio de intercambio y de creación artística localizado en la parroquia La Pastora de Caracas.

Con la intención de generar un vínculo con mi proyecto en curso sobre el Hotel Miramar de Macuto, y una investigación específica que tomara en cuenta el lugar donde la Macolla se encuentra, este proyecto toma como motivo de trabajo el Camino de los españoles o Camino real. El camino principal que por un lardo periodo de tiempo conectó el litoral venezolano con Caracas, siendo de suma importancia para la actividad comercial, el viaje, y la regularización del acceso a la capital.

La búsqueda del mar, una idea presente en mi investigación sobre el Hotel Miramar en donde me intereso por su ubicación geográfica y sus características arquitectónicas en pro de la contemplación del paisaje, siendo el mar la visual predominante, se convierte en la idea clave para la aproximación a este espacio natural.